8. PÁRRAFO

 

 

 

 Tradicionalmente ha habido silencio en la lingüística con respecto al párrafo a pesar de la importancia para abordarla lecto-escritura en la  universidad. Para el escritor, el periodista, de ordinario, distribuyen el tema en unidades menores de pensamientos que se manifiestan en los párrafos. Marginalmente, se ha hablado de esto pero no ha sido objeto de un estudio sistemático.

 

La gramática tradicional, estructural y generativa ha considerado la oración como la unidad de análisis. Sin embargo, ahora ha surgido la lingüística textual que toma el texto como unidad, sin pasar por el párrafo como unidad intermedia.

 

Este vacío se debe superar. Es una omisión que dificulta el análisis y la percepción del texto como totalidad, cuyo contenido se reparte en unidades intermedias superiores a la oración e inferiores al texto. Esta nueva visión se enmarca dentro de la concepción antropológica que postula que la mente humana se desenvuelve con base en una “estructura de estructuras”.

 

Van Dijk Ofrece una alternativa para salir de este problema que tiene estancada la práctica pedagógica como a través de la macroestructura y sus diversos niveles relacionándola con la distribución de las ideas en la superestructura:

 

Existen distintos niveles de la macroestructura en un texto por lo que cada nivel superior (más global de proposiciones puede representar una macroestructura frente a un nivel inferior. Como resultado obtenemos una estructura jerárquica posible de macroestructuras en diferentes niveles (Van Dijk, 1978, 50),

 

La macroestructura será la información más importante que los habitantes recordarán de un texto. Esta se da de arriba a bajo, por orden de importancia de las ideas, y así será recordada  por el receptor cuando viene la recuperación de información en el resumen o lección. Primero se recordará lo esencial y después las ideas principales de los párrafos.

8.1. DEFINICIÓN

Un párrafo es el medio a través del cual su autor pretende transmitir, en forma amplia, su pensamiento al lector: Tiene una estructura, una organización y un propósito. Se escribe alrededor de una idea y de acuerdo con normas específicas de redacción.

 

Desde el punto de vista interno se puede definir el párrafo como un conjunto de frases relacionadas que desarrollan un único tema. Como una unidad intermedia, superior a la oración e inferior al apartado o al texto, con valor gráfico y significativo. De con su aspecto externo un párrafo  es cada bloque de información en que se divide un texto, empieza con mayúscula, a la izquierda, termina con punto y aparte y se separa con un espacio doble.

 

Un párrafo tiene unidad significativa porque trata exclusivamente un tema, subtema o algún aspecto particular en relación con el resto del texto. El párrafo llega a asumir funciones específicas dentro del texto tales como: introducir, concluir, recapitular, ejemplificar o resumir

8.2. ESTRUCTURA INTERNA

La primera frase, es el elemento más importante de un párrafo, ya que, es lo primero que se lee y, por lo tanto, debe introducir el tema ola idea central. Asimismo, la última frase puede cerrar a unidad con algún comentario global o una recapitulación que recupere algún dato relevante.

 

En medio suele haber varias frases que desarrollan el tema y que a veces pueden estructurar, mediante marcadores textuales o conectores lógicos (resaltados en negrilla). Sin embargo, es inusual que (os párrafos contengan todos estos elementos a la vez y de manera tan evidente, como en este caso porque se trata de un ejemplo premeditado. Lo normal es que tengan uno que otro según las necesidades expresivas del autor.

8.2.1. Extensión

La dimensión de un párrafo varía según el tipo de texto, el tamaño del soporte (papel, línea, Letra) o época histórica. Los manuales de estilo periodístico recomiendan brevedad y ponen varios topes. Por este motivo, con respecto a este tema no hay unidad de criterios ni directrices absolutas.

 

Se recomienda, entonces, tener presente que el párrafo sirve para organizar el contenido del texto y para mostrarlo formalmente. Así es que no debe ser demasiado extenso, porque puede resultar pesada su comprensión, ni demasiado cortó que llegue a parecer más bien un listado de ideas. En últimas lo más importante es que ofrezca buena imagen, invite a la lectura y pueda ser comprendido por el lector.

8.3. CLASIFICACIÓN

El tipo de párrafo se establece de acuerdo con criterios como: La posición de la idea principal o la función que cumplen los párrafos dentro del escrito. Siguiendo el primer criterio de clasificación existen párrafos inductivos, es decir, con su idea central al comienzo; deductivos cuya idea más importante se encuentra hacia el final; y párrafos inductivo-deductivos con su idea principal en medio.

 

De acuerdo con el criterio de la función que cumple en el texto podemos encontrar párrafos: A. de introducción. B. de transición y C. de finalización.

a. párrafos de introducción.

 El propósito de los párrafos de introducción es hacer una presentación del tema. En ellos se contempla el planteamiento del tema, importancia, los aspectos tratados y el método empleado para su desarrollo. También los párrafos de introducción se explicitan el público al cual va dirigido el escrito, el objetivo del mismo y la forma que se presenta la información.

 

B. Párrafos De Transición.

 Son cortos carentes de idea principal; éstos contribuyen a darle cohesión al texto, pues, sirven de puente o eslabón entre dos párrafos de desarrollo.

 

C. Los Párrafos De Finalización.

Pueden ser uno o más que aparecen al final del texto. Su objetivo principal es indicar que el tema desarrollado va a negar a su final. En ellos se debe evitar incluir afirmaciones que no han sido justificadas o desarrolladas en el cuerpo del escrito.